EL RIGUROSO DESARROLLO Y RÉGIMEN DE PRUEBAS DEL KIA STINGER

  • Diseñadores e ingenieros colaboran para mejorar la eficiencia aerodinámica del prototipo, sometiéndolo al programa de validación Nürburgring de 480 vueltas y 10.000 km.

Julio 2017.- El Kia Stinger está entrando en las etapas finales de su riguroso régimen de pruebas y desarrollo antes de salir a la venta a finales de este año. El programa de pruebas – realizado en todo el mundo, en carretera y en pista – garantizará que el vehículo tiene el rendimiento, la fiabilidad y la sofisticación dinámica que coincide con su llamativo diseño de fastback.

Aerodinámica: Dando forma al diseño inspirado en gran turismo

Presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica, el Stinger hizo una audaz primera impresión. “El nuevo Kia GT es un auténtico gran turismo, un auto para la conducción de larga distancia enérgica”, explica Gregory Guillaume, Jefe de Diseño de Kia Motors Europa. “No se trata de poder absoluto, dinámicas duras y estilo brutal, todo a costa de lujo, comodidad y gracia. El nuevo GT no tiene nada que ver con ser el primero en llegar al destino, con este modelo es todo sobre el viaje. Se trata de pasión.”

En la realización de la producción del diseño del Stinger – una forma de fastback que encarna gracia, estilo y dinamismo – los diseñadores de Kia también fueron guiados por los expertos aerodinámicos de la compañía. En general, los cuerpos fastback pueden plantear más desafíos durante la optimización aerodinámica en comparación con los diseños convencionales. Por lo tanto, una colaboración estrecha e intensa es necesaria entre los diseñadores y aerodinámicos para realizar la forma deseada. El centro de I + D de Frankfurt de Kia usó un software de dinámica de fluidos computacional (CFD) para probar y validar rápidamente diferentes ideas para mejorar el perfil aerodinámico del automóvil, manteniendo la silueta del fastback.

Después de cuatro semanas de colaboración entre diseñadores e ingenieros, se introdujeron cambios de diseño sutiles para mejorar el flujo de aire sobre el vehículo. La carrocería se estrechó ligeramente hacia la parte trasera y se introdujeron nuevas “branquias” detrás de los arcos de la rueda delantera, cada una de las cuales sirvió para reducir la turbulencia de la estela mientras el aire pasaba por los flancos del modelo. Una cubierta de piso parcialmente plana, que fluye en el difusor trasero, se desplegó para reducir la resistencia bajo el auto, mientras que el spoiler trasero fue remodelado con una ligera forma de “pato”, reduciendo la elevación y aumentando la estabilidad a alta velocidad. En la parte delantera, grandes conductos de refrigeración horizontales se introdujeron para optimizar el enfriamiento de los frenos, y las entradas de aire fueron conformadas para reducir la elevación del frente. Finalmente, los ingenieros aerodinámicos de Kia descubrieron que al reducir la altura de la parte trasera del techo, podían mejorar la forma del “fastback” y mejorar la eficiencia aerodinámica del Stinger al mismo tiempo.

Una vez finalizado el diseño, el Stinger estaba listo para sus primeras pruebas en carretera.

Paseo y manejo: un gran turismo para todas las condiciones

La dinámica de Stinger presentó a los ingenieros de Kia un nuevo desafío. Como un vehículo sin un predecesor, los ingenieros de chasis de Kia recibieron un lienzo en blanco para las características de suspensión y dirección del automóvil. Su brief era: crear un gran turismo auténtico, con una dinámica de conducción que se adapte al diseño del vehículo. La forma del auto ha inspirado los esfuerzos para entregar al Stinger un manejo ágil y altos niveles de control de la carrocería, diseñado para proporcionar recompensas para el conductor más entusiasta.

Para cumplir con este brief, los ingenieros de Kia desarrollaron dos tipos diferentes de suspensión. Cada Stinger está suspendido por MacPherson puntales en la parte delantera, y totalmente independiente de suspensión multi-link en la parte trasera. Sin embargo, el enfoque “limpio” del desarrollo del automóvil ha permitido a los ingenieros crear tanto una configuración pasiva tradicional como un nuevo sistema adaptativo (Dynamic Stability Damping Control – DSDC). DSDC adapta la longitud de carrera de los amortiguadores en movimiento y es controlada por sensores de aceleración, frenado y dirección.

El mejor rendimiento de Kia en cuanto a frenado

Produciendo 370 ps, el V6 de doble turbo de 3,3 litros de Kia Stinger permite que el coche acelere de 0 a 100 km / h en tan sólo 4,9 segundos, convirtiéndose en la producción de aceleración más rápida de Kia. Sus frenos de alto rendimiento tenían que ser iguales  en su tarea.

No sólo los frenos de Stinger tenían que ofrecer una potencia de frenado objetiva y fuerte, los equipos de I + D de Kia querían mantener una sensación de tranquilidad y sensibilidad al pedal, incluso después de repetidas y pesadas frenadas, para obtener la máxima fiabilidad para el conductor. Se ha llevado a cabo más trabajo de desarrollo en los frenos de Stinger que cualquier modelo Kia anterior.

Los modelos High-powered de 3,3 litros Stinger cuentan con un nuevo sistema de frenado desarrollado en colaboración con Brembo. Los frenos de disco Brembo de 18 pulgadas están diseñados específicamente para satisfacer las demandas de la mayor potencia de salida del motor. Enganchados y ranurados, los frenos ofrecen una alta capacidad calorífica y reducen los niveles de desvanecimiento bajo un uso intensivo. Están emparejados con los calibres más potentes jamás encontrados en un Kia.

 

Calidad y fiabilidad: asumir el “Infierno Verde”

Como cada Kia, el Stinger está experimentando un completo y riguroso régimen de pruebas para asegurar que es tan confiable para los propietarios como es entretenido para los conductores. Mientras Nordsburger Nordschleife ha jugado un papel clave en el establecimiento del carácter dinámico del Stinger, la instalación de pruebas de Kia en el ‘Green Hell’ también ha recibido a cada modelo probando su calidad y fiabilidad.

Cada vehículo de desarrollo se pone a prueba por un mínimo de 10.000 km (480 vueltas) de conducción de alto estrés alrededor de la Nordschleife. Ampliamente considerado como el último terreno de prueba, el circuito cuenta con 73 esquinas, una diferencia de 300 metros de altura entre los puntos más alto y más bajo del circuito, y gradientes de hasta 17%. La combinación constante de la aceleración dura, la rápida desaceleración, las curvas pesadas, y el cambio de superficies ofrece una prueba sin rival en cuanto a la destreza dinámica. Esta distancia cubierta durante el desarrollo del Stinger es equivalente a más de 160.000 km de pruebas en carretera.

El Kia Stinger entra en producción en la segunda mitad de 2017 y sale a la venta a nivel mundial durante el cuarto trimestre del año. Los precios locales y las especificaciones finales se anunciarán más cerca de la fecha de venta de Stinger.

Para más noticias, visita www.kia.cl

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *